Ya han pasado dos semanas desde que se levantó toda una controversia por la batalla legal entre Apple y Epic Games.

Llevada a proporciones exageradas, dramáticas y llenas de suspicacias, Epic no ha parado de hacer acusaciones fuertes y, sorprendentemente, lograron conseguir el apoyo nominal de Microsoft.

Apuntando a que sus prácticas les quitaban un porcentaje muy alto de sus ganancias, así como restringiendo el uso de Unreal Engine en la plataforma iOS, Apple le cerraba las puertas a los jugadores.

Utilizando a la masiva base de jugadores de Fortnite como herramienta de difusión, Epic Games ha presentado más un espectáculo circense, más cercano a un drama de redes sociales que a una disputa monetaria real.

Es este velo de hipocresía lo que realmente afecta la valoración de este conflicto. Sostenido por lo que parece ser una especie de berrinche disfrazado de actitud revolucionaria en contra de un gigante corporativo.

Apple responde

La respuesta oficial a la controversia de parte de Apple parece ser un bocanada de aire fresco en medio de todo este drama. La compañía creadora de iOS expresó sus puntos de vista de manera clara y sin campañas exageradas.

Explicando en primera instancia que todo este problema podía haberse evitado con reuniones y presentaciones claras de parte de Epic hacia Apple, con el fin de negociar unos términos y condiciones nuevos y posibilidades de pago.

Continúan con la explicación de que la denuncia de Apple viola las leyes antimonopolio al colocar términos y condiciones específicos en su plataforma. En respuesta, simplemente mostraron que los sistemas en los que Fortnite está disponible, tienen las mismas condiciones de uso, por ende, todas serían monopolios.

Es importante destacar que estas declaraciones se han dado en el marco del documento legal de la demanda de Epic a Apple, no en una campaña en redes sociales, no con un hashtag ni con un tráiler preparado.

Apple va a pelear su disputa de millonarios contra Epic en las cortes, no en Twitter, así que vamos todos a tocar tierra en lugar de inflar esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *