Una nueva imagen tiene a los aficionados de la nueva consola con parrilla, la Xbox Series X, sorprendidos y haciendo predicciones.

Gracias a la filtración de un par de fotos en el portal NeoGAF, de parte del usuario CurryPanda, se dieron a conocer detalles físicos de la poderosa Series X, llevandonos a conocer más de cerca a la poderosa caja.

Los temores son completamente fundados, la Xbox Series X luce como un CPU de PC, ni más ni menos. Estas fotos han sido confirmadas por diversas fuentes, incluyendo Thurrott, por lo que podemos inferir que son reales.

Lo más llamativo es que podemos ver por primera vez la parte trasera de la consola, conociendo así la lista de conexiones posibles que tiene el sistema.

Nada más allá de lo usual, con conexiones a internet, HDMI, doble USB y electricidad. Llama la atención una entrada desconocida, pero las fuentes aseguran que se trata de una entrada para diagnósticos.

Sin embargo, se trata de un prototipo, cuya versión definitiva todavía está por verse y ser finalmente puesta a la venta a finales de 2020, por lo que todo estaría sujeto a cambios.

Los amantes del diseño son quienes se están divirtiendo más con esta revelación, dado que la Xbox Series ha sido señalada por tener un diseño desagradable para muchos usuarios.

El monolito negro con parrilla verde en el tope rompe completamente con el diseño estándar de las consolas, que apelan por una horizontalidad conveniente para los espacios con televisor, los más comunes de las salas de juegos de los jugadores.

Aunque han explicado que se podrá orientar horizontalmente, la Xbox Series X sigue siendo demasiado engorrosa para colocar en dichos espacios, lo que la ubica en una posición más cercana a una PC que a la de una consola propiamente dicha.

Quedará por ver si Microsoft puede capturar la confianza de los fans con el contenido de esta consola, porque el diseño parece estar quedándose corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *