Un documento legal reciente revela que dos jugadores de Call of Duty fueron clave en el robo de más de $3.3 millones de dólares en criptomonedas.

Apenas recientemente las autoridades liberaron al público un afidávit que describe en qué forma estaban involucrados ambos jugadores en el caso criminal. De hecho, el incidente comprometió a cientos de usuarios de teléfonos inteligentes, a quienes fueron robados miles de dólares accediendo a sus cuentas con nombres de usuarios falsos.

Del total robado, unos $3.3 millones de dólares en criptomonedas, los criminales procedieron luego a reconvertir dichos fondos en Bitcoin (BTC) o Ethereum (ETH), en su intento por bloquear cualquier intento de rastreo por parte de las autoridades policíacas.

Cabe destacar que el caso se extiende hasta el 2016, cuando los investigadores del FBI destacaron que los criminales estaban tras los inversores y trabajadores del sitio de predicción de criptomonedas, Augur.

Uno de los involucrados, un individuo originario de Bloomington, había sido instigado por el FBI en el 2017 por haber accedido ilícitamente a cuentas telefónicas. El individuo comentó que vino a estar involucrado tras el contacto inicial de la banda criminal durante un juego de Call of Duty, en el cual lo amenazaron para participar de tales actividades.

El otro individuo reconocido en el crimen, originario de Dolton, participaba en exchanges en línea junto a otros miembros de la banda y, de hecho, fue instigador de los robos y hackeos, incluso llegando a comentar en una publicación: “lol, vamos a hackear el planeta”.

La respuesta de las autoridades ha llevado al allanamiento de la residencia del individuo de Dolton y a la retención de sus equipos electrónicos, como computadoras y celulares.

Por otra parte, el sospechoso de Bloomington confesó haber accedido a todas las solicitudes de Augur y el FBI y alegó no haberse beneficiado financieramente de tales crímenes.

Aún así, y curiosamente, el FBI no ha tomado acciones posteriores legales en contra de los sujetos en cuestionamiento.

Lamentablemente, este tipo de crímenes, en el que grupos atentan en contra de jugadores en línea, se está volviendo cada vez más común en la comunidad de video-jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *